El Balonmano Benidorm ha retomado los entrenamientos para preparar el partido del próximo domingo (12:00 horas) ante el Logroño con la ausencia de los cinco jugadores que dieron positivo por covid la pasada semana.

El equipo de Fernando Latorre se ha ejercitado con esas cinco bajas, que no se incorporarán en el mejor de los casos hasta el próximo viernes, siempre y cuando los resultados de los jugadores afectados sean negativos en los test de control.

El nuevo brote de coronavirus en el vestuario del Benidorm obligó al club a solicitar el aplazamiento de los partidos ante Ademar León y Torrelavega. El partido ante el conjunto cántabro ya fue suspendido en su momento por otra infección grupal de covid en el vestuario benidormense.

El Benidorm está en conversaciones con ambos clubes para buscar fechas en las que disputar los dos encuentros.