05 de abril de 2021
05.04.2021
Superdeporte
05/04/2021

Diakhaby, hipocresía y racismo: todo vale

Algunas críticas a los jugadores del Valencia CF y al propio Valencia CF solo se sostienen desde un comportamiento inmaculado

05.04.2021 | 20:07
Diakhaby, hipocresía y racismo: todo vale

La hipocresía elevada a la enésima potencia. Es la triste sensación que de momento me está dejando gran parte de lo que leo y escucho alrededor de las consecuencias del insulto racista que recibió Diakhaby en el partido del Valencia CF ante el Cádiz, y sobre todo, de la decisión de los jugadores valencianistas de volver al terreno de juego tras abandonarlo. ¿Cuántas veces hemos visto a todos los jugadores de un equipo de fútbol o de otro deporte retirarse de un partido oficial porque no están dispuestos a tolerar el racismo? Lo que viene después son consecuencias secundarias que tienen que ver con una competición cuyo reglamento no está todavía preparado para este tipo de situaciones o con un club que no fue ágil en la gestión de la situación hasta el punto de que quienes decidieron volver fueron los propios futbolistas. Lo ideal habría sido que la competición tuviese protocolos habilitados para este tipo de situaciones sin que uno se vea forzado a volver a jugar por temor a una sanción, o en su defecto, que el Valencia CF tuviese una estructura tal que permitiese a alguien con mando en plaza decir no jugamos y que nos sancionen, pero no jugamos. No pasó ni lo uno ni lo otro, pero poner el acento ahí es no poner el acento en lo verdaderamente grave, que es el racismo. Y es necesario poner el acento en el insulto racista porque es la manera de acabar con el racismo.

Por otra parte, volviendo o sin volver, los jugadores del Valencia CF han puesto en el mapa mundial el problema del racismo en el fútbol en particular y en la sociedad en general. Y eso es darle visibilidad al problema. Han dado ejemplo porque nadie había osado a hacer algo así. Me entristece esa hipocresía de pedir la perfección a unos jugadores que hasta donde pueden decidir dieron un paso al frente contra el racismo, cuando en la sociedad abundan los casos contrarios. Para criticar a los jugadores del Valencia por volver al terreno de juego uno ha de estar muy seguro de que es ejemplar siempre y en cada una de sus manifestaciones o acciones públicas y privadas. Creo que el Valencia perdió una oportunidad de hacer historia, pero para criticar al Valencia CF por eso hay que tener el curriculum inmaculado. Hemos elevado tanto la crítica, que si fuésemos consecuentes -que no lo seremos- tendríamos que ponernos diariamente a nosotros mismos el listón al nivel al que se lo hemos puesto en esta situación al Valencia CF y sobre todos a sus futbolistas. Quien esté libre de pecado tire la primera piedra. ¿Criticamos en nombre de la dignidad a unos tipos que dieron un paso que nosotros no damos cotidianamente? ¿Acaso dejamos, por ejemplo, de ir a un bar o a una peluquería porque su dueño es racista? Gracias, jugadores del Valencia CF.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook