El RCD Espanyol 2022/23 echa a rodar. Tras volver a Primera y lograr la permanencia de la mano de Vicente Moreno, el nuevo proyecto con Diego Martínez pretende aspirar a cotas más altas. Para ello la entidad blanquiazul no escatimará en esfuerzos y está preparando una plantilla de garantías.

De entre los refuerzos que están al caer, el más sonado es Joselu Mato. Llega a coste cero tras terminar su contrato con el Alavés, que descendió a LaLiga Smartbank a pesar de la importante aportación goleadora del delantero. Él es la guinda, pero la defensa y el centro del campo también contarán con caras nuevas.

El Espanyol quiere pescar en el Chelsea

Robert Kenedy, en su paso por el Granada SD

Además de Joselu, el cuadro perico incorporará a hombres para otras posiciones. Un viejo conocido de Diego Martínez como Kenedy está en el radar, según informa Mundo Deportivo. El técnico le dirigió en el Granada en la temporada 2020/21 con grandes resultados, pues fue uno de los líderes del equipo en su paso histórico por Europa.

El brasileño lleva años viviendo de cesión en cesión. Desde su llegada al Chelsea en 2016 ha salido a préstamo cinco veces y sus apariciones con la equipación blue han sido muy reducidas. Con contrato hasta 2023, el Espanyol espera sacarlo de Londres a un precio muy asequible.

Además de estos dos hombres, Bryan Oliván está cerrado y pronto será oficial. El lateral izquierdo también llega libre para reemplazar a Dídac Vilà tras acabar su contrato con el Mallorca. Para el ataque, según informa La Grada, otra opción es el suizo Seki Amdouni del Laussane. El Espanyol de Diego Martínez se está moviendo y la ambición es considerable.