Aston Martin puede dar un coche más rápido a Fernando Alonso si ocurre esto

La escudería británica prepara una revolución en su monoplaza pero todo será más fácil en función de lo que suceda

Con El Plan ya olvidado, Fernando Alonso está preparado para dar el salto a La Misión. El piloto asturiano cerrará su tercera etapa en Renault, esta vez bajo el nombre de Alpine, para formar parte de Aston Martin en 2023 con un contrato multianual.

La decisión del ovetense pilló completamente a contrapié a Otmar Szafnauer y a buena parte de la escudería francesa, que perdió también con Oscar Piastri a su gran talento de futuro. El hueco será reemplazado por Pierre Gasly, que compondrá una dupla íntegramente gala junto a Esteban Ocon, actual compañero del 'Nano'.

Aston Martin prepara una revolución en su coche y apunta alto

La decisión de Alonso es arriesgada. Cambia Alpine, que no era un coche ganador pero es el cuarto mejor de la parrilla, por Aston Martin, un equipo que este año ha decepcionado. De hecho, los resultados de Sebastian Vettel y Lance Stroll de 2022 son muy inferiores a los de 2020 y 2021, años en los que fueron capaces de subir a podios. Eso debe cambiar.

Las declaraciones de los ingenieros de la escudería son claras: no se trabaja en mejorar el prototipo de este año sino en dar una vuelta a los conceptos y preparar algo completamente nuevo para 2023. No es una evolución sino una revolución y el fichaje de Fernando Alonso demuestra que ambición no falta. De hecho se está utilizando todo el presupuesto que permite la FIA e incluso se investigó si el equipo se había excedido, pero únicamente hay incumplimientos procesales y la sanción ha sido simbólica: 450.000 euros.

Lo que pase en lo que queda de 2022 condiciona la Fórmula 1 de 2023

Por mucho que el premio gordo del título mundial de pilotos ya esté en manos de Max Verstappen, los tres grandes premios que le quedan a esta temporada tienen mucho por decidir. Y a Fernando Alonso le afecta, pero no está en sus manos sino en las de Aston Martin.

El ovetense únicamente puede centrarse en su doble objetivo: terminar octavo en el campeonato por delante de Ocon, que le supera gracias a los numerosos infortunios que ha sufrido 'Magic', y contribuir a que Alpine termine cuarto en la clasificación de constructores. Lando Norris supera por mucho a Alonso y a su compañero, pero la pobre aportación de Daniel Ricciardo mantiene delante a los de Enstone.

Aston Martin debe acabar en sexta posición para beneficiar a Fernando Alonso

El futuro equipo del '14' también se juega mucho en manos de Lance Stroll y Sebastian Vettel. Y para ello debe culminar su remontada. Tras un pésimo comienzo el futuro equipo de Alonso era el noveno coche de la parrilla cuando lo fichó, pero desde entonces se ha puesto las pilas y ya ocupa la séptima posición tras adelantar a Haas y AlphaTauri. El sexto puesto es factible, pues Alfa Romeo está a tres puntos y, a diferencia de Aston Martin, vive de los puntos de Bottas en las primeras carreras y lleva una temporada de más a menos. El 'sorpasso' podría llegar en México.

¿Por qué es tan importante esto? La respuesta es muy sencilla: los premios económicos de la FIA se reparten en función de los resultados en el campeonato de constructores y son muchos los millones de diferencia a ingresar por subir o bajar una posición. De este modo, si Aston Martin acaba sexto salvará los muebles y recibirá una importante inyección económica que ayudará a dar un mejor coche a Fernando Alonso para soñar en grande con La Misión en 2023.