En el mundo de la Fórmula 1 tiene sus propias reglas, donde la clasificación es el alma de la competición. Cada carrera es una danza frenética entre máquinas de precisión y pilotos intrépidos que luchan por alcanzar la gloria en el podio. Pero entender cómo se decide quién se lleva los puntos y quién sube al podio puede resultar un desafío para los aficionados recién llegados al deporte y los fanáticos ocasionales.

En 1947 se creó la FIA tal y como la conocemos hoy en día. En 1950 crearon el primer Mundial y en las normas que habían preparado previamente se hablaba de fórmulas para la creación de los monoplazas. Es por ello que adquirieron ese nombre para denominar a este deporte, pero para darle más fuerza aún añadieron el número 1.

Reparto de puntos

En cada fin de semana los pilotos pelearán por llevarse la victoria en cada Gran Premio. Es cierto que es una tarea muy difícil, pero lograr un triunfo en el Mundial de Fórmula 1 es algo que todo conductor sueña. En el caso de cruzar la meta en primer lugar, además del prestigio, se obtienen 25 puntos para la clasificación general. Además, también hay que recordar que quien gane una carrera al sprint también se embolsará 8 puntos por acabar el primero.

Los puntos son el santo grial que cada equipo y piloto persigue en cada carrera. La asignación de puntos se basa en la posición final de cada piloto en la carrera, y estos puntos son cruciales para determinar el campeonato tanto de pilotos como de constructores.

  1. Ganador (1ro): El piloto que cruza la línea de meta en primer lugar recibe 25 puntos. Esta victoria es el objetivo máximo para cada piloto y equipo, y a menudo lleva consigo una enorme satisfacción y prestigio.
  2. Segundo lugar (2do): El segundo lugar otorga 18 puntos al piloto que lo logra. Si bien no es la posición más alta, seguir de cerca al ganador puede ser crucial para el resultado final del campeonato.
  3. Tercer lugar (3ro): Quien logra llegar en tercer lugar suma 15 puntos a su cuenta. Aunque puede parecer lejos del primer lugar, este lugar en el podio sigue siendo altamente codiciado por los pilotos y equipos.
  4. Cuarto lugar (4to) hasta el décimo lugar (10mo): Las posiciones del cuarto al décimo lugar otorgan puntos en decrementos, con el cuarto lugar recibiendo 12 puntos, el quinto lugar 10 puntos, y así sucesivamente, hasta el décimo lugar, que otorga 1 punto.
  5. Puntos adicionales: En las carreras al sprint sólo puntual los ocho primeros y el ganador recibe ocho y se va bajando de una unidad en una unidad. Además, siempre hay la posibilidad de que se entregue un punto extra, pero se tienen que dar algunos condicionantes. Uno de ellos, y el más fundamental, es que se acabe entre los diez primeros clasificados. El piloto que firme la vuelta más rápida en la carrera del GP que se esté celebrando se llevará ese pequeño premio que al final puede acabar siendo muy importante para la clasificación.

Reglas: Más allá de la velocidad

La Fórmula 1 no es solo una carrera de velocidad, sino también un juego de estrategia y habilidad táctica. Las reglas que rigen el deporte son intrincadas y están diseñadas para mantener la competición justa y emocionante para los participantes y los espectadores.

  1. Clasificación: Antes de cada carrera, los pilotos compiten en sesiones de clasificación para determinar el orden de salida en la parrilla de salida. Estas sesiones, divididas en tres partes (Q1, Q2 y Q3), son una batalla por la velocidad pura y la destreza técnica.
  2. Paradas en boxes: Durante la carrera, los equipos pueden hacer paradas en boxes para cambiar neumáticos, realizar ajustes aerodinámicos y repostar combustible si es necesario. La estrategia de cuándo hacer estas paradas puede marcar la diferencia entre la victoria y la derrota.
  3. Bandera a cuadros: La bandera a cuadros marca el final de la carrera. Una vez que el líder cruza la línea de meta, se completa la última vuelta y se otorgan los puntos según las posiciones finales.
  4. Sanciones y penalizaciones: Los comisarios de la carrera están atentos a cualquier infracción de las reglas y pueden imponer sanciones a los pilotos, como penalizaciones de tiempo, multas o incluso descalificaciones, si se considera que han infringido las reglas de manera significativa.

Fernando Alonso, al volante del Aston Martin AMR24 en la última jornada de test en Bahrein. ASTON MARTIN F1 TEAM