Las polémicas declaraciones de Aurelio de Laurentiis ya tienen respuesta. El presidente del Napoli afirmó tajantemente que no piensa fichar a ningún futbolista africano para que su selección no se lo lleve a la Copa África en enero. Unas palabras que han indignado a la CAF, confederación de este continente.

En un duro comunicado difundido este domingo se insta a la UEFA a abrir una investigación disciplinaria en su contra, al considerar que sus declaraciones "probablemente caigan bajo el Artículo 14 del Reglamento Disciplinario". Asimismo, se califican de "irresponsables e inaceptables" las palabras de De Laurentiis y se pone en valor el impacto de audiencia que tuvo la última Copa África.

Comunicado completo de la CAF

La CAF está consternada por las declaraciones irresponsables e inaceptables del presidente del Napoli, Aurelio De Laurentiis, sobre los jugadores africanos y la Copa Africana de Naciones.

Al declarar públicamente que los jugadores que fichan por el Nápoles deben firmar una renuncia a la participación en la Copa Africana de Naciones como condición de empleo, los comentarios de De Laurentiis probablemente caigan bajo el Artículo 14 del Reglamento Disciplinario de la UEFA. CAF, por tanto, insta a la UEFA a iniciar una investigación disciplinaria en su contra.

CAF está comprometida con el papel que juega el fútbol en África, Europa, América del Norte y del Sur, Asia y en todo el mundo al reunir y unir a personas de diferentes culturas, grupos lingüísticos, razas, grupos étnicos y religiones.

No tenemos ninguna duda de que el Napoli y la UEFA están tan comprometidos como la CAF con estos objetivos humanitarios globales.

¿Debemos suponer que el presidente del Napoli va a incluir condiciones restrictivas similares para los jugadores de Sudamérica, Asia y otras confederaciones, prohibiéndoles jugar en sus competiciones continentales, que son importantes para el desarrollo y el crecimiento del fútbol a nivel mundial?

La Copa Africana de Naciones es la competición insignia del continente africano y una de las principales competiciones mundiales de fútbol. Su última edición en Camerún se mostró en más de 160 países y atrajo a más de 600 millones de espectadores.