02 de febrero de 2021
02.02.2021
Superdeporte
01/02/2021

Gracia, espero que te gusten los fichajes

Sacarle el máximo rendimiento a la nueva plantilla depende ahora del entrenador

02.02.2021 | 02:52
Gracia, espero que te gusten los fichajes

Ni los más optimistas aventurábamos un cierre del mercado como el que estamos viviendo con el Valencia CF, que por fin, y mejor tarde que nunca, ha decidido abrir la mano y traer los fichajes que necesita el equipo para no ir dando la nota por la Liga. No nos tenían acostumbrados a esta actividad. Debían estar aquí desde hace semanas, quizá la posición en la clasificación no sería tan comprometida como lo es todavía, pese a haber ganado al Elche, y seguramente no se habría despedido de la Copa de la manera que lo hizo, pero la realidad es la que es y el mercado tiene también sus normas, sobre todo para los que buscan buena materia prima pagando poco o nada.

Como el sábado decía no estar al corriente de las operaciones ya cerradas y con los jugadores haciendo las maletas a falta de la revisión médica, casos de Cutrone y Ferro, espero que sean todos del agrado del entrenador o en su defeceto que, le gusten más o menos, sepa sacarles el máximo partido posible. Es algo que no ha conseguido hasta ahora con otros, ahí están sin ir más lejos Guedes y Maxi Gómez, sin ellos no habrá fichaje que arregle este Valencia.

Miedo

Cuatro refuerzos contando el regreso de Piccini y una sola salida poco trascendente, la de Sobrino, tienen que dar no solo para tapar huecos sino para que el equipo mejore en todas las facetas. Más madera, más posibilidades en la rotación de jugadores y ante la posibilidad de que se sigan produciendo bajas en los meses que restan de temporada, que las habrá, las habituales del fútbol por sanciones o lesiones y las derivadas del Covid. Demuestra que el miedo a que el equipo se acabe metiendo a la hora de la verdad en el lío de pelear la permanencia existe, y no poco.

Salió caro

Lo del central y el mediocentro clamaba al cielo. Cambiar a Parejo, Coquelin y Kondogbia por Racic y dos chicos que volvieron a jugar con el filial fue una temeridad que al Valencia le ha salido muy cara, por mucho dinero que se haya ahorrado con ello. Y gracias a que les ha salido un Hugo Guillamón, alumno aventajado en el máster que le ha tocado vivir. Aunque el que tiene pinta de que la puede romper es el delantero, un tipo que con apenas veinte años hizo 18 goles en el Milan y que a partir de ahí ha ido cuesta abajo. Si no fuera así es evidente que no estaría hoy aquí, ni es tonto Nuno ni tampoco Prandelli, pero el potencial lo tiene y rodeado de Guedes y Maxi tiene que volver a explotar. Gracia también habría preferido a William José, pero eso hay que pagarlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook