Con el inicio del mercado de fichajes ya en pleno funcionamiento, durante los últimos días en el club levantinista se han realizado los primeros bailes de fichas. Miñambres, después de la contratación del franco-tunecino Mehdi Nafti para el banquillo, ha empezado a asentar las bases desde la portería.

El nombre de Joan Femenías, portero manacorí procedente del Real Oviedo, se convirtió en la primera alta, tal y como avanzó Superdeporte. Un movimiento que viene desencadenado por la marcha de otro de los guardianes bajo palos, Aitor Fernández, por el que Osasuna y Levante ya llegaron a un acuerdo para que el de Mondragón se enfunde la camiseta rojilla durante las próximas tres temporadas.

Salvo que a las arcas del club valenciano se trasladara una propuesta casi irrechazable por Dani Cárdenas desde algún conjunto de primera división o que el propio guardameta lo solicitara, la intención es la de que ellos dos, Femenías y el de Terrassa, sean los dos defensores bajos palos del Ciutat de Valencia. A ellos se sumará Pablo Cuñat en dinámica de primer equipo, durante el inicio de pretemporada, que el lunes dará el pistoletazo de salida, o en momentos que se considerara necesario. 

Ahora las ventas

Al concluir el 30 de junio, fecha límite que divide las cuentas económicas de un proyecto y otro, el Levante no formalizó ninguna venta que le permitiera reducir los 10,5 millones de déficit con el Fair Play Financiero. Morales se marchó al Villarreal con la carta de libertad, mientras que por Aitor Fernández no se recibirá ninguna cuantía económica a corto plazo. Sin embargo, con la inminente venta de De Frutos al Getafe, a falta del acuerdo definitivo de cantidades entre clubes, los de Orriols sí pueden incluir esos ingresos dentro de las cuentas de la temporada 2021/22. Al existir negociaciones previas antes de la fecha indicada, existe una prórroga que permitirá al Levante añadir los beneficios obtenidos finalmente a las cuentas de la campaña ya concluida. A partir de entonces, el siguiente paso será el de estudiar las propuestas que lleguen por otros futbolistas, como en los casos de Bardhi, Vezo o Campaña. Hasta la fecha, tal y como se anunció en la anterior comparecencia conjunta de Quico Catalán y Felipe Miñambres, únicamente se había recibido una primera oferta por De Frutos, desestimada al ser considerada «insuficiente», y otra procedente de la Major League Soccer por el mediapunta macedonio, al no ser del agrado del jugador.

El fin de contratos

Coke Andújar, Vukcevic, Miramón, Óscar Duarte, Radoja, Clerc y Martín Cáceres ya son historia pasada del Levante. Junto a ‘El Comandante’, son los futbolistas que concluían su situación contractual y que no tendrán continuidad, tras la confirmación del comunicado por parte de la entidad granota.

Contando con el regreso de Pablo Martínez, Álex Blesa y Brugui, los tres cedidos durante el pasado curso liguero, el Levante actualmente cuenta con dos fichas disponibles, ya que Marc Pubill y Cantero pasan a formar parte del primer equipo

El margen económico es escaso y es necesario que más jugadores formalicen su salida a lo largo de las próximas semanas, bien por sus elevadas fichas o por encontrar alternativas más acordes a la categoría de plata. Mientras tanto, Miñambres sigue estudiando cuáles serán los perfiles que complementen a los futbolistas ya presentes, yendo desde la defensa y los mediocentros, y continuando por extremos y atacantes.