Sergio Postigo, Róber Pier, Pepelu y Vicente Iborra serán los responsables de lucir el brazalete de capitán en la temporada del ascenso. Los cuatro futbolistas fueron anunciados después de llevar a cabo la tradicional ofrenda a la Virgen de los Desamparados después de ser seleccionados a nivel interno. Todos, según el criterio del club, cumplen con los requisitos necesarios para liderar a un Levante que sueña con ascender a la élite del fútbol español.

El único que se mantiene en comparación al año anterior es Sergio Postigo, después de que José Luis Morales, Roger Martí y Coke Andújar abandonasen el club en busca de nuevos retos. El ‘15’ fue seleccionado por su jerarquía y, al igual que el ‘4’, es el más veterano de la plantilla. Pepelu e Iborra, por otra parte, no llevan tanto recorrido a sus espaldas como ambos centrales, pero son, a día de hoy, patrimonio del levantinismo y simbolizan un sentimiento y una afinidad hacia el escudo que han sido motivos de peso para ser elegidos como capitanes. Argumentos más que suficientes para que el brazalete, por parte de los cuatro, esté a buen recaudo.