La pasada jornada el Levante sumó un importantísimo punto ante un gran rival como el Leganés, que puso contra las cuerdas a los de Calleja, hasta el punto de encontrar en la figura de su guardameta, el héroe granota del encuentro.

Y es que Dani Cárdenas sostuvo a los levantinistas en el partido, y con sus paradas mantuvo vivas las opciones de sumar del Levante, y en especial, con la atajada del penalti lanzado por Arnaiz, y adivinado por el cancerbero granota. Con una estirada magnífica, desvió lo justo el disparo del talaverano, que hubiese supuesto el 2-1 justo antes del descanso, un golpe psicológico.

Finalmente el partido concluyó en empate, pero con la satisfacción de Cárdenas de haber detenido su primera pena máxima con el primer equipo granota, sin contar un penalti detenido en la edición 20/21 de Copa del Rey, en la que en la eliminatoria de dieciseisavos ante el Fuenlabrada. En partido liguero, contando tanto primera como segunda, tan solo se había fallado una pena máxima contra el Levante, con el de Terrassa bajo palos. Fue en la temporada 20/21 ante la Real Sociedad en Anoeta, pero en esta ocasión el penalti se marchó desviado directamente, por lo que no se contabilizó como penalti parado. El propio Cárdenas ha reconocido que «era una espinita clavada», ya que es una faceta que trabaja a menudo con Jesús Unanua, entrenador de porteros levantinista.

«Nos pasa videos para analizarlos, luego los comentamos previamente, según las situaciones que se pueden dar», comentaba el guardameta en una entrevista con para los medios del club.

El catalán se encuentra en su mejor momento desde que subiese al primer equipo, siendo decisivo en la seguridad que está mostrando el conjunto de Calleja este curso. «Me encuentro con muchísima confianza, muy libre, entendiendo muy bien las situaciones del juego. Más allá de tener más o menos acierto, lo estoy notando a nivel de conceptos tácticos, mejorando día a día», comentó el guardameta renovado en el pasado mes de marzo hasta 2025.

El próximo partido ante el Burgos será vital para seguir ahí arriba, y continuar con la carrera de fondo por el ascenso. Como el propio Cárdenas confesó, «el punto en Leganés lo haremos bueno si conseguimos la victoria la próxima jornada en casa».