KIOSKO Superdeporte

Superdeporte

Pablo Leiva

Una vuelta a eso del ‘estilo’

Una imagen de Luis de la Fuente durante un partido con la Sub-21 Igor Kupljenik

La elección de Luis de la Fuente la puedo entender y no la juzgaré, sobre todo por la falta de alternativas que había sobre la mesa. Más allá de los nombres que han sonado como Marcelino o Roberto Martínez, y con Valverde actualmente en San Mamés pero como mejor alternativa para mí, el problema es saber qué busca la RFEF con el cambio. Porque el tema del estilo cansa en todos los sentidos. Se habla demasiado del cómo y la cuestión es ver que la España de Luis Enrique no jugaba lo mismo en este Mundial que en la pasada Eurocopa. Con el mismo técnico y casi los mismos jugadores, La Roja perdió identidad y se convirtió en un equipo ‘ramplón’ y sin mordiente. Por todo eso, Luis de la Fuente tiene doble trabajo. Primero dejar claro si quiere un equipo más vertical que el que hemos visto hasta ahora y segundo trabajar en lo verdaderamente importante: ganar. Porque Portugal en 2016 ganó una Eurocopa jugando un fútbol pobre y con poca fantasía pero se llevó el campeonato. Y para ser honestos, lo que quiere ver el aficionado de La Roja es de nuevo una selección competitiva. Al contraataque o dominando la posesión, pero al contraataque.

Paso por inferiores

El técnico tiene suficiente aval con sus resultados. Ha dejado claro que sabe manejar distintas generaciones, formar futbolistas de estilos opuestos y también tomar decisiones importantes como la de dejar fuera a Sergio Ramos de los Juegos Olímpicos de 2021. En definitiva, el técnico fue capaz de tomar una decisión de peso con un jugador que además ha demostrado en su carrera tener influencia en el vestuario. La mejor de las suertes para Luis de la Fuente. Su suerte será la nuestra. 

Compartir el artículo

stats