La plaga de lesiones sigue cebándose con el Valencia Basket. En Burgos la rotación de jugadores profesionales quedó limitada a nueve piezas, igual que días antes en el partido contra el Real Madrid. Este martes, es muy probable que Joan Peñarroya tenga que contar aún con un jugador menos: ocho. Horas después de la lesión en el pie izquierdo que le obligó a dejar el partido en el Coliseum, Víctor Claver necesitaba unas muletas para poder desplazarse y no apoyar el pie izquierdo. 

El alero valenciano será sometido a pruebas médicas este lunes para conocer el alcance exacto de la dolencia que sufre, pero las esperanzas de que pueda ayudar contra Promitheas Patras (20:30 h, DAZN 2) en el estreno en la EuroCup son mínimas.

De este modo, Claver se uniría a una lista de bajas en la que están Mike Tobey, Bojan Dubljevic y Klemen Prepelic.

Nada más producirse la lesión, en el segundo cuarto, los médicos aplicaron hielo en el tobillo de Claver. A la conclusión del choque, Peñarroya indicaba: «Víctor se ha torcido el tobillo, a ver qué pasa... Hemos tenido mala suerte. Es un poco raro porque se le ha inflamado la parte del empeine. Siempre me pongo en el peor de los casos, aunque en este esperamos que sea algo más leve».

«Entreno con lo que tengo», añadió el entrenador, desesperado con una situación en la que solo Pradilla, Puerto y Hermannsson no se han perdido por lesión ningún partido.