José Bordalás es un técnico de métodos muy definidos. Llegó a Valencia y en apenas un partido, el primero de liga ante el Getafe, se pudo ver a un Valencia que en nada se parece al del pasado año. El míster sabe que la casa no se puede a empezar a construir por el tejado y ha implantado los conceptos defensivos que tantos éxitos le han dado en sus anteriores etapas como entrenador. Unos planteamientos que, de momento, están suponiendo un auténtico quebradero de cabeza para todo aquel que se ponga delante del equipo de Mestalla. 

A su llegada, el alicantino anotó en su libreta de objetivos prioritarios el reto de reducir considerablemente el número de goles que el equipo encajaba por temporada, y que en los últimos años estaba siendo uno de los principales lastres que iba cogidos de la mano al equipo. Un total de cincuenta y tres goles en cada una de las dos últimas campañas que acompañaron a un insuficiente noveno puesto en la temporada 2019/2020 y a un paupérrimo decimotercer puesto en la última temporada con Javi Gracia al mando. Bordalás pretende emular los números de su anterior etapa en Getafe, donde desde su ascenso a Primera no encajó más de 37 goles en liga, salvo en la última temporada, la que supuso el fin del proyecto azulón.

Portada de SUPER del 27 de junio

Portada de SUPER del 27 de junio

En apenas cuatro partidos de la presente liga, el cambio ya es más que evidente. El Valencia CF ha encajado tan solo dos goles, lo que supone un promedio de 0,5 goles por partido, empatado con el Elche CF, y tan solo superado por el Athletic club, con un gol encajado y un promedio de 0,25 goles por partido, y por el Sevilla FC con un promedio de 0,33 goles encajados por partido. Aunque el conjunto de Nervión ha disputado un partido menos, el aplazado del pasado fin de semana ante el FC Barcelona. 

En el top de Europa

El Valencia no solo copa el ‘top 3’ en España, también ocupa el ‘top 9’ en Europa, y es que en una hipotética tabla entre las cinco grandes ligas, tan solo ocho equipos han encajado menos goles que el Valencia en este inicio de la competición (es decir uno o ninguno): Los ya mencionados Athletic y Sevilla; los gigantes Manchester City, Liverpool y Chelsea; el Milan, el Wolfsburgo y el Niza.

A ritmo de años históricos

Si el conjunto blanquinegro resiste toda la temporada con esta dinámica, se podría igualar registros de temporadas históricas del club. El Valencia solo ha igualado o rebajado los 35 goles en contra en seis ocasiones en las últimas dos décadas: el segundo año de Héctor Cúper, con 34 goles en contra, las dos Ligas de Rafa Benítez, en las que el Valencia encajó 27 goles en ambas, el primer año de Quique Sánchez Flores con 33 (todas ellas con Santi Cañizares bajo palos, claro), el estreno de Nuno Espírito Santo, en el que el equipo recibió 32 goles y el de Marcelino García Toral (35).