El Valencia de José Bordalás ya ha encajado 53 goles en LaLiga. Los mismos que recibieron Javi Gracia y Albert Celades en las dos últimas temporadas. El técnico se marcó como objetivo a su llegada al Valencia rebajar considerablemente el número de goles en contra en las dos últimas temporadas. El equipo recibió la friolera de 106. 53 en la temporada 2019/20 y otros 53 en la campaña 2020/21.

Bordalás tenía claro que el único camino para que el equipo recuperara su estatus en LaLiga pasaba por frenar la sangría y rebajar la cifra de goles encajados. No ha sido así. Y todavía falta una jornada contra el Celta. 

Son los peores números de Bordalás en la élite de largo. Su último año (2020/21) fue la peor del alicantino como entrenador del Getafe en LaLiga y, sin embargo, solo encajó 43 goles en contra. En las tres anteriores bajó de la barrera de los 38. Recibió 37 tantos en contra en la campaña 19/20, 35 en la 18/19 y 33 en su primer año en primera en la 17/18. El reto era mantener eseos resgistros en el Valencia, pero Bordalás se ha quedado muy lejos.