El Valencia CF, en la reunión que ha realizado en la jornada de hoy con hasta 22 medios representados, ha dado sus explicaciones sobre el último capítulo del Nuevo Mestalla. En concreto sobre los documentos presentados en el último mes y en los que, según palabras de Sean Bai, se han mejorado las condiciones y garantías. "Lo importante es seguir dando pasos", señalan desde la entidad, que también explica que "el club va ajustando el proyecto según las reuniones".

Uno de los temas de mayor discrepancia entre autoridades y club es el tema del aforo. Desde los partidos políticos se insta a la entidad a cumplir con los 70.000 pactados en el acuerdo inicial de la ATE, mientras que el Valencia CF, según sus representantes, señala que siempre quedó claro que "era por fases", según ha señalado el propio Sean Bai. Eso sí, el propio club explica que sigue trabajando con el proyecto pensando en mantener la ATE. Ese discurso llega además días después de que se conociera que la entidad ha retomado las conversaciones con las autoridades, o al menos le haya trasladado nuevos documentos para mostrar, según la versión del club, ese interés en retomar las obras.

En concreto, el Valencia CF pidió nuevas licencias en el Ayuntamiento para retomar el estadio con granja solar y una capacidad para 70.000 espectadores, un número que sí supera con creces el aforo disponible del actual Mestalla. Precisamente esta era una de las obligaciones que se le presentaron al club en la última reunión con la Generalitat si quería mantener las ventajas de la ATE. Contar con aval era la segunda obligación, algo que hasta la fecha no ha podido presentar el Valencia.