Maxi Gómez es uno de los nombres propios de la ‘operacion salida’ del Valencia. Peter Lim está dispuesto a vender al delantero este verano. El problema del club es que el futbolista cotiza a la baja, tiene una ficha alta y no es fácil encontrarle un equipo a su gusto. Uno de los entrenadores que lo ha tanteado es Simeone.

Según ha podido saber SUPER, el técnico del Atlético de Madrid se ha interesado por la situación del valencianista. El Cholo busca un rol de delantero suplente consciente de que el también uruguayo Luis Suárez no continúa (acaba contrato el 30 de junio) y el argentino Ángel Correa ha abierto por primera vez la puerta a una posible salida del Metropolitano cansado de su falta de protagonismo. Simeone está sondeando el mercado de delanteros y uno de ellos ha sido Maxi. El interés, de momento, no ha ido a más. De hecho, el club rojiblanco no ha hecho ningún tipo de oferta al Valencia. 

Maxi está en la rampa de salida de Meriton desde la temporada pasada. La intención de la propiedad es venderlo por un valor de 12 millones, que es justo la cantidad económica que queda por amortizar de su fichaje. El Valencia por lo menos igualaría lo invertido con 12 millones, pero cada día se antoja más difícil. Lo que está claro es que no va a ser una gran venta como se ha presupuestado la de Gonçalo Guedes o Carlos Soler. 

El Valencia ya firmó mandatos en invierno para intentar sacar al delantero en enero. El club siempre confió en vender a Maxi a la Premier League. El equipo que mostró más interés por el uruguayo fue el Newcastle. Sin embargo, los ‘urracas’ se decantaron finalmente por el fichaje del delantero del Burnley Chris Wood previo pago de la cláusula de rescisión de 28 millones de euros. El neozelandés tenía el mismo perfil de Maxi de ‘9’ delantero de área. Anil Murthy aseguró en los audios de SUPER que si fuera por él ya habría vendido a Maxi. «Yo quería vender a Guedes, Maxi... y él (Peter Lim) me dijo que no». 

Te puede interesar:

Maxi acaba contrato el 30 de junio de 2024 y ve con buenos ojos cambiar de aires después de dos temporadas decepcionantes. El internacional uruguayo se ha estancado deportivamente y llegó incluso a quedarse fuera de su selección. Sus estadísticas del año pasado son desalentadoras. Solo cinco goles (dos en las últimas dos jornadas) en 29 partidos disputando el 49% de los minutos.

El que más fuera del once tipo de Bordalás. Maxi acabó su ‘anus horribilis’ con el buen sabor de boca de un gol en el Uruguay-Panamá y tiene muchas esperanzas depositadas en el Mundial de Catar que empieza en noviembre. Maxi fue preguntado el pasado 11 de junio sobre su continuidad en el Valencia. «En estos momentos estoy en Valencia, tengo contrato y seguiré ahí». El mercado tendrá la última palabra.