El mercado de invierno encara su última semana sin que el Valencia CF haya cerrado una sola operación. El equipo llegaba con unas necesidades muy claras y específicas para reforzar su centro del campo y su juego exterior, pero las semanas han ido pasando sin que el club le diese a Gennaro Gattuso más herramientas para reforzar su idea de juego, con lo que está obligado a hacerlo en los próximos siete días porque la situación del equipo se está tornando cada vez más delicada. El italiano espera un acelerón en los fichajes. 

La medular es prioritaria. Pero no se quedará ‘arreglada’ con un solo jugador y tampoco debe eclipsar la necesidad del extremo. El entrenador fue muy claro, aunque no se quiso mojar después del empate contra el Almería para no emplearlo como excusa o atenuante, sí lo hizo en su comparecencia previa. «No miramos solo un pivote», explicó, al tiempo que señaló que también quiere un centrocampista que pueda jugar en varias posiciones. 

Y es que Gattuso sabe que su equipo necesita un revulsivo y también la presencia de perfiles que puedan dotar de fuerza a su propuesta. Ya lo explicó a principio de mercado: necesita tanto un pivote del estilo de Nico González por la lesión del gallego como un interior con fuerza, garra y recorrido y en esos parámetros encaja el nombre de Nahitan Nández, con el que reconocieron negociaciones.

Más allá de la táctica, la insistencia de Gattuso es que estos jugadores le brinden «experiencia» al equipo, es un concepto que también ha repetido desde que arrancó enero. Las dificultades para gestionar mentalmente situaciones como amarrar resultados o reponerse de golpes acentúan la urgencia de esa dosis extra de bagaje. 

También en el extremo el equipo necesita fichajes. Con menos apremio, pero sin dejar de lado que la rotación del Valencia ha sufrido mucho ante cualquier lesión en el juego exterior. Gattuso ya ha recuperado a Samu Castillejo y Fran Pérez está creciendo, pero sigue sin doblar las bandas con perfiles específicos y con jugadores con cierto recorrido en la élite. Toni Lato acumula, de hecho, tres titularidades en la banda derecha sin ser su demarcación natural. Adnan Januzaj estuvo cerca, pero no se cerró y el club sigue buscando alternativas. 

Pendientes del fair play 

Te puede interesar:

Las estrecheces económicas del Valencia complican todavía más la empresa de fichar jugadores que den el nivel para vestir la elástica blanquinegra. «Optimismo es cuánto dinero puede poner uno en el mercado. Cuando uno tiene dinero puede ir al mercado. Hemos mirado muchos jugadores, pero vas al mercado y ves jugadores que juegan bien, que tienen experiencia y tienes que pagarlo, poner dinero… y no es fácil. Llevamos tres semanas, casi un mes, que estamos esperando esperando y no hemos fichado a nadie», explicó un Gattuso que afirmó tener que «respetar» lo que le dicen sobre el Fair Play Financiero, en el que Miguel Ángel Corona ya señaló que el club iba «muy justo»

El Valencia se ha dejado los deberes para última hora, pero la situación liguera no le permite dejarlos por entregar. Reflotar el proyecto de Gattuso depende en gran medida de ello y la obligación de acertar es total. Tal y como se ha reconocido desde el club, no se trata de «fichar por fichar», han de llegar futbolistas con minutos en las piernas y que aporten una adaptación inmediata. Tienen siete días para traerlos.