La selección española femenina de balonmano dio el primer paso para revalidar el oro que logró hace cuatro años en Tarragona, tras arrancar este jueves su andadura en los Juegos Mediterráneos de Orán con una convincente victoria (26-20) sobre la anfitriona, Argelia.

Un triunfo en el que jugaron un papel protagonista la primera línea Carmen Campos, que cerró el choque con seis dianas, y la extremo Paula Valdivia, máxima realizadora del encuentro con siete tantos.

De la mano de Campos y Valdivia el conjunto español, semifinalista en el último Mundial, no tuvo problemas para superar a Argelia en un choque que las de José Ignacio Prades dejaron encarrilado al descanso (14-9).

Una ventaja que las "Guerreras", con las valencianas Laura Hernández y Clara Gascó en sus filas, supieron manejar con oficio en la segunda mitad como reflejó el 26-20 final que permitió a España, que se medirá este viernes con Túnez, sumar sus primeros dos puntos en la competición.

Los "Hispanos" dan un nuevo paso hacia las semifinales

Por su parte, la selección española de balonmano dio un nuevo paso hacia las semifinales de los Juegos Mediterráneos, tras imponerse este jueves por un claro 22-31 a Macedonia del Norte, en un encuentro en el que los "Hispanos" volvieron a demostrar su fortaleza defensiva.

Tras el plácido debut ante Turquía (46-19) el conjunto español afrontaba ante Macedonia su primera piedra de toque para comprobar el auténtico nivel de un grupo formado por jugadores que quieren poner en problemas a Jordi Ribera a la hora de elegir la plantilla que disputará el próximo Mundial de Polonia y Suecia 2023.

Y eso que los internacionales españoles tardaron en afinar la puntería ante la espectacular puesta en escena del guardameta macedonio Marco Kizikj, que mediada la primera mitad contabilizaba ocho paradas.