24 de enero de 2021
24.01.2021
Superdeporte
25/01/2021

El Atlético es la diferencia entre Mateu Alemany y Anil Murthy

Ante los rojiblancos no se pueden cometer errores y el Valencia CF cometió demasiados

25.01.2021 | 00:17
El Atlético es la diferencia entre Mateu Alemany y Anil Murthy

Para ganar al Atlético de Madrid, o mejor dicho, para que este Valencia CF le gane a este Atlético de Madrid el entrenador tiene que acertar con el planteamiento, y eso pasó. Tienes que tener algún destello de genialidad, y también pasó con el 0-1 de Racic, y no tienes que cometer errores. Aún así, puedes no ganar y hasta perder, porque los colchoneros son un equipazo, pero es que el Valencia CF de las tres cosas hizo dos. Se puso por delante y estuvo bien plantado pero aparecieron los errores individuales. Hubo tres. El primer fue bastante grosero y lo cometió Correia. Cuando marcó el empate a uno Joao Félix, él, que era el encargado de marcarlo en el saque de esquina, no sabía ni donde estaba su compatriota. Por cierto, primer gol de córner del Atlético de Madrid en esta Liga. Ante el Valencia CF los remató casi todos... Segundo error, menos grosero, tras una buena presión a la salida del balón del Atlético, Racic frena a Mario Hermoso, pero se da la vuelta y lo deja libre. Y ahí nace el pase largo. Y llega el tercer error, posiblemente el más grosero de los tres. No es que Paulista se quede mirando a Luis Suárez y le deje rematar sin oposición, es que mide mal y hasta se aleja de él. Ni se tira al suelo y el uruguayo dispara a placer. Y se acabó el partido.

Pero ojo, es el resumen de 90 minutos. El tema de fondo es la tremenda diferencia que hay ahora entre el Atlético de Madrid y el Valencia CF. El primero es el gran favorito a ganar la Liga y el segundo aspira a no perder la categoría. De hecho, ahora mismo todos los valencianistas firmaríamos que terminase el campeonato ya. Tal cual. La derrota debería servir para que el máximo accionista del Valencia CF se dé cuenta de que tiene que hacer algo. Cuando decidió prescindir de los profesionales que llevaban el club, básicamente Mateu Alemany, el Valencia CF se había acercado al Atlético de Madrid, nunca estuvo a su nivel pero es un hecho que se acercó -ganó un título y llevaba dos temporadas en Champions-. Año y medio después de aquella decisión, y año y medio de gestión en el Valencia CF sin profesionales en los puestos ejecutivos relevantes, Lim tiene al equipo como lo tiene. Los dos últimos ejecutivos deportivos que ha fichado le han presentado la dimisión, -César Sánchez y Javi Gracia- y Anil Murthy ejerce de director general sin tener bagaje futbolístico alguno. A la pregunta de si Lim tendrá un periodista o un jardinero al frente de sus empresas médicas, habría que añadir si pondría al presidente del Valencia CF, al frente de sus empresas médicas y le daría todo el poder. Lim tiene derecho a no vender el club, pero está obligado a hacer una gestión que esté a la altura de la entidad. Y de fichajes no hablamos. El ridículo es histórico.

Puedes leer más opiniones de Carlos Bosch en este enlace.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook