Fran Escribá anunció en rueda de prensa que Bragarnik le ha despedido como entrenador del Elche. Después de caer contra el Betis por cero goles a tres, el técnico valenciano lo comunicó de manera personal y agradeciendo al club se segunda etapa como entrenador franjiverde, gesto que devolvió el cuadro ilicitano a través del comunicado oficial de su cese. “La entidad quiere agradecer al entrenador el trabajo y la dedicación en esta su segunda etapa como franjiverde, así como valorar su importancia en la historia del Club tras los éxitos cosechados”, rezó el escrito de la entidad.

El técnico, ante la sorpresa de todos los presentes en sala de prensa, decidió transmitirlo sin tapujos y devolviendo el cariño que ha recibido desde que asumió el reto de salvar al equipo el año pasado. "Bragarnik me ha comunicado mi destitución. Siento irme así, estoy muy orgulloso de lo conseguido aquí. Solo puedo desearle cosas buenas a este club”, dijo el nacido en València.

No obstante, se marchó dejándole un recado al dueño del club, quien ya busca sustituto con la intención de solventar la mala dinámica del equipo tras registrar seis partidos sin conocer el triunfo. “Uno puede comprar un club, pero no puede comprar el cariño de la gente". Fue el último mensaje que lanzó Escribá antes de despedirse como entrenador del Elche, quien fue capaz de ascenderlo en 2013 a la élite del fútbol español y de dejarlo en Primera el curso anterior de forma épica.