Tras Ferran Torres, que ya está inscrito y listo para competir en LaLiga, Xavi Hernández ya tiene más cerca a su siguiente 'fichaje' para el ataque. No, no es una cesión ni es una compra, es un futbolista que ya forma parte del equipo y que ha estado fuera mucho tiempo: Braithwaite.

El delantero danés, que comenzó el curso a un grandísimo nivel, es de los lesionados (también está Eric García y Sergi Roberto) el que más cerca tiene al alta médica y competitiva. Este viernes ya se ejercitó con normalidad y ahora lo que busca el internacional es regular su ritmo de juego a base de entrenamientos.

Cabe recordar que Braithwaite está fuera por lesión prácticamente desde el inicio de la temporada. Una lesión femoropatelar en la rodilla izquierda le dejó en el dique seco tras un buen inicio de año, con dos goles, y tuvo que operarse en septiembre.

Braithwaite, que no viajó a Arabia Saudita, ya se ejercitó con el grupo en la previa al Clásico y mientras el equipo estaba fuera lo hizo con el filial. Ahora ya está de vuelta con sus compañeros, tal y como avanza SPORT, y su vuelta a los terrenos de juegos está cada vez más cerca.

Problema para Xavi Hernández. ¿Y ahora qué pasa?

Una vez Braithwaite esté con el resto del equipo, entonces vendrá un problema para Xavi, que contará con ocho jugadores para tres posiciones. Dembélé, Ansu Fati, Ferran Torres, Depay, Luuk de Jong, Braithwaite, Abde y Jutglà. ¿Quién será el descartado?

La lógica diría que lo serían los jugadores del filial y De Jong, aunque el holandés ha comenzado a carburar estas últimas semanas y Jutglà siempre que ha jugado ha rendido pese a tratarse de un perfil 'más bajo'. No le puede la presión al atacante del filial, igual que con Abde, que destaca por su valentía para encarar.

De entrada, el diario SPORT avanza que Braithwaite está bien perfilado porque se trata de un perfil de jugador que gusta a Xavi Hernández. Habrá que esperar a ver qué sucede en el mercado, con Morata como posible opción si sale Depay, para ver cómo queda finalmente construido el ataque culé. Sea como sea, por efectivos no será.