Sergio Pérez, Fernando Alonso y Carlos Sainz fueron los pilotos que ocuparon las tres primeras posiciones en la calificación del Gran Premio de Miami. Tres pilotos de habla hispana (dos españoles y un mexicano) que por primera vez ocupaban ese lugar, lo que llevó al ovetense a aprovechar la oportunidad para defender el uso del idioma español en la Fórmula 1.

Aprovechando la histórica coyuntura en Florida, Fernando Alonso decidió saltarse las normas y desafiar a la FIA en la conferencia de prensa respondiendo a una pregunta en su idioma original en lugar del inglés obligatorio que solicita la FIA en estos eventos. 

Todo surgió cuando los tres pilotos fueron cuestionados sobre cómo se sentían al ser los primeros pilotos hispanos en ocupar los tres primeros puestos de la clasificación en un Gran Premio de Fórmula 1.

Primero respondió ‘Checo’ Pérez, pero lo hizo en el inglés obligatorio, pero luego llegó el turno de Fernando Alonso. “No diré nada malo, pero contestaré en español”, dijo. Muchos en ese momento ya temblaban.

Fernando Alonso, 'Checo' Pérez y Carlos Sainz, en Miami. CHANDAN KHANNA/POOL

Personalidad... y muchas tablas

Pero lo cierto es que el asturiano lo hizo muy bien pues explicó que su razón para hacerlo era la gran comunidad que mira las carreras de Fórmula 1 en países con este idioma.

“Voy a responder en español. Para toda la gente de habla hispana que creo es un gran día tener a un mexicano y dos españoles en F1 en una crono por primera vez, creo en la historia. Somos la segunda lengua más hablada en el planeta y merecemos responder en español”, destacó el dos veces campeón del mundo quien, además, tuvo luego el detalle de repetir la misma idea cuando la tradujo al inglés.

Ni que decir tiene que las redes sociales han empezado a echar humo con esta acción, elogiando la personalidad del asturiano y el hecho de ser el único de los tres que se atreviera a hacer y decir lo que pensaba. En principio, y dada la singularidad del momento, no se espera ningún tipo de sanción y 'reprimenda' para el ovetense. Más bien debiera ser todo lo contrario pues, ese momento viral en Miami, está dando la vuelta al mundo entre la comunidad hispana.

Te puede interesar: