Comenzó la era Xavi Hernández en el banquillo del Barça y lo hizo con victoria, como muchos culés demandan. El equipo azulgrana se impuso 1-0 al Espanyol en el derbi barcelonés en un partido marcado por la polémica.

El Barça ganó por la mínima y gracias a un penalti cometido supuestamente sobre Memphis Depay. Supuestamente porque los 'pericos' tienen claro que Del Cerro Grande se equivocó señalándolo porque Cabrera toca la pelota y Depay se deja caer.

Sea como sea el colegiado señaló la pena máxima, el holandés marcó y el Barça se llevó los tres puntos con el ajustado 1-0 y sufriendo porque Dimata y Raúl de Tomás tuvieron en el tramo final hasta tres oportunidades muy claras de gol, dos de las cuales acabaron en la madera.

Xavi Hernández

Así fue la puesta en escena del nuevo Barça de Xavi Hernández

A nivel estadístico el conjunto azulgrana fue superior, con un 65% de posesión y también fue el equipo con más disparos entre los tres palos, seis, por las dos del equipo perico.

Rozó el equipo culé el 90% de acierto en el pase, métrica en la que prácticamente dobló a su adversario, el Espanyol con 663 pases realizados.

Protagonismo para los jóvenes y galones a los veteranos

Apostó Xavi por Ilias, del Barça B, de inicio. Una apuesta arriesgada ya que daba al extremo la alternativa en el Camp Nou en su primer partido al frente del equipo.

Su primer once llegó con presencia de veteranos y juventud, aunque más de lo segundo. Miguenza y Eric García en defensa, De Jong y Nico en la línea de la medular y Gavi e Ilias en ataque. Por si fuera poco, en la segunda mitad entraría Abde y también tendría minutos en última instancia Riqui Puig.

Abde lamentándose por una ocasión fallada de Memphis

Mientras, pesos pesados como Ter Stegen y sobre todo Piqué y Busquets asumieron galones. En caso de los dos jugadores de campo, Xavi les llamó a la banda en reiteradas ocasiones gesticulando y pidiéndoles ciertos matices que había que corregir sobre el verde.

El mensaje ha calado en el vestuario: Buena impresión en el Barça con Xavi

Se empezó a hablar mucho (y pronto) de la llegada de Xavi. Que si normas, que si castigos, que si jugadores ya señalados... Y la realidad es que el propio técnico manifestó en la rueda de prensa previa al Espanyol que no ha llegado al club culé para ser un general.

Publica el diario SPORT que la nueva dinámica ha sentado bien a un vestuario que necesitaba cambios tras la era Koeman. Algunos jugadores incluso despidieron con 'palos' al ya exentrenador y la gestión terminó muy 'tocada' en los últimos partidos.

Xavi Hernández, dirigiendo un entrenamiento del Barça. FC BARCELONA

Con Xavi ha cambiado la forma de comportarse del vestuario. "Hay una amistad entre nosotros que nos hará dar un plus, un extra", indicó recientemente el entrenador.

La idea de Xavi con el vestuario del Barça

Lo que necesita el equipo es sentirse como una familia. Y así lo ha pedido el técnico desde el minuto cero. Quiere que todos se sientan como en casa y ha incrementado los horas en común de todos los integrantes de la plantilla, empezando por los desayunos en común.

Xavi Hernández, durante una sesión de entrenamiento. FC BARCELONA

"Aunque no quieras, por una persona a la que conoces, a la que aprecias, seguro que haces más que por otro con el que no tienes tanta afinidad", expresó.

El objetivo del Barça de Xavi

Ahora bien, hasta aquí todo está claro. Pero el fútbol como el propio Xavi expresó se basa en resultados. El entrenador manifestó tras el encuentro que había aspectos a mejorar.

El objetivo del Barça de Xavi no está en ganar la Champions, pero el mensaje público no es el que había con Koeman. El Barça no compite para quedar segundo pero nadie va a exigir a nivel interno ganar títulos. Sí competir.

El nuevo Barça de Xavi quiere competir en todas las competiciones y eso pasa por el presente y el futuro. El equipo necesita asegurar la presencia en la próxima edición de la Champions League 21/22 y peleará por el título liguero (el liderato está ahora bastante lejos) hasta el final. Eso es lo que busca el equipo y lo que pretende Xavi.

¿Qué tiene que mejorar el Barça de Xavi?

Para conseguirlo necesita ganar. Prioritario que lo haga. Y para eso lo que el equipo debe hacer es cerrar los partidos. Supo sufrir ante el Espanyol pero el 1-1 no llegó de milagro, por centímetros.

Te puede interesar:

El equipo necesita recuperar el olfato de gol y en este caso pudo haber marcado el 2-0 y no sufrir. Recuperar la mejor versión de Depay y pronto a efectivos como Ansu Fati puede ser clave.