El presidente de LaLiga aparece en clave Valencia para arreglar los males de Meriton. El fondo CVC paradójicamente se gestó en verano y meses antes, en mayo, el Valencia ya decía que tenía intención de acabar el estadio y cumplir con lo firmado. Pero ahora, al contrario que entonces, necesita sí o sí de esa ayuda para aprovecharse de la ATE. A pesar de que el cuento ha cambiado Tebas está presente para ser ese impulso necesario en Mestalla. El salvador que seguramente, en el futuro, se cobrará el favor de cualquier manera posible. Sorprende por otra parte que el jefe de LaLiga haya sido incapaz, en esa confianza que tiene con Meriton, de convencer a Lim, Anil o Joey de cómo se gestiona un club o como mínimo se trata a una afición.  

El Rayo de Iraola

En Vallecas la situación entre grada, equipo y directiva no es muy distinta. La afición está con el técnico y los jugadores pero da la espalda a una pobre gestión de la directiva que, visto incluso por las últimas imágenes del estadio, tampoco está para presumir en cuanto al tema infraestructuras. En Mestalla, la grada está con el entrenador y agradece el esfuerzo partido tras partido a unos jugadores que al menos están compitiendo más allá de resultados. Dos ejemplos de entrenadores, plantilla y afición que merecen mucho más de sus presidentes.