Contratiempo para el Valencia CF y para José Bordalás. Carlos Soler no está al cien por cien físicamente y no se ejercitó con el resto de la plantilla este jueves en la sesión matinal prevista en la Ciudad Deportiva.

El capitán arrastra unas molestias físicas (sobrecarga muscular) y trabajó en solitario exclusivamente por precaución. José Bordalás no quiere perder de nuevo al capitán y decidió, por tanto, que no realizara la sesión con sus compañeros para evitar sustos. Eso sí, en los planes iniciales está que Soler ya se ejercite con absoluta normalidad este viernes y que el sábado este disponible para jugar ante el Mallorca.

El duelo ante el equipo insular es de vital importancia ya que el Valencia CF transmite buenas sensaciones pero acumula dos puntos de los últimos quince posibles (derrotas ante Madrid, Sevilla y Barça y empates ante Cádiz y Athletic).

Thierry avanza, pero no llega

La situación de Thierry es distinta. El lateral portugués hizo la primera parte con el grupo, pero trabajó al margen en la segunda. Tal y como sucedió el miércoles. El defensa lleva sin jugar desde el duelo ante el Real Madrid. Está recuperado de sus problemas en el abductor, pero arrastra sus habituales molestias por la "descompensación" de cadera.

Su presencia este sábado en Mestalla está prácticamente descartada.

Guedes y Foulquier, OK

Por su parte, Guedes y Foulquier, que terminaron con molestias físicas en el Camp Nou, son otros de los nombres propios de la semana. Pese a las sustituciones en el último encuentro, ambos se encuentran desde este miércoles en dinámica de grupo y también estarán disponibles para el duelo en Mestalla.