Gattuso prometió balón y le dio protagonismo desde el minuto 1. Nada más aterrizar en el césped del campo 7 de la Ciudad Deportiva de Paterna echó el esférico a rodar con un ejercicio de circulación y finalización a portería. Después tuvo lugar el primer partidillo adaptado de la pretemporada para deleite de los aficionados congregados en el parking.

El entrenador italiano pudo dejar los primeros detalles de su propuesta. El partido fue de once contra once, pero haciendo el campo mucho más corto. El objetivo no era otro que obligar a los jugadores a pensar rápido y hacer correr la pelota en pocos toques. El propio Gattuso estuvo muy encima repitiendo consignad como “hablad entre vosotros” y “toque, toque, toque”.

Sobre el campo dibujó una medular poblada, en algunos casos con un pivote posicional y dos interiores más adelantados en paralelo y en otros casos con un doble pivote escalonado y un mediapunta por delante. En ningún caso empleó la fórmula de la doble punta en ataque, priorizando un centro del campo cargado de efectivos.

Ejemplo práctico

Llamó la atención una parte del partido en el que Gattuso fue a pedir el balón a los centrales, se giró y dio un pase vertical. El italiano le pidió a sus mediocentros que solicitaran el cuero a los centrales y que buscasen jugar hacia adelante.

Te puede interesar:

Foulquier, central

Ante la ausencia de Eray Cömert, Gattuso ubicó a Dimitri Foulquier como central en los partidillos. El lateral de Guadalupe centró su posición al lado de Gabriel Paulista mientras que centrales del filial como Rubén Iranzo y Facu González probaron en otras demarcaciones. El primero como lateral y el segundo como pivote.