La selección española femenina de balonmano revalidó el título de campeona de los Juegos Mediterráneos que conquistó hace cuatro años en Tarragona, al lograr este miércoles la medalla de oro en los Juegos de Orán con una victoria por 29-25 ante Croacia en la final. Un nuevo éxito que llega de la mano de José Ignacio Prades, y con valencianas como Laura Hernández y Clara Gascó, y que demuestra que las Guerreras tienen cantera.

Nunca es fácil ganar dos veces a un mismo rival en un mismo torneo, máxime cuando enfrente se encuentra un equipo como Croacia y hay en juego, nada más y nada menos, que una medalla de oro.

Sin embargo, al igual que ocurrió en el encuentro de la última jornada de la primera fase, en el que España se impuso por un claro 23-31, las de José Ignacio Prades volvieron a sorprender a la balcánicas con la defensa 3-2-1 por la que apostaron de partida.

La frenética actividad de piernas y brazos de las jugadoras españolas desarboló por completo el ataque del conjunto croata, incapaz de encontrar la fórmula no sólo ya para sobrepasar a las defensoras españolas, sino ni tan siquiera para lanzar a portería.

Un sensacional trabajo defensivo que permitió a las "Guerreras" situarse apenas superados los primeros cinco minutos de juego con una renta de cuatro tantos (4-0) que obligó a pedir con urgencia un tiempo muerto al preparador croata.

Y es que si Croacia era incapaz de encontrar el camino en ataque, todo los contrario ocurrió en el caso del conjunto español, que cuando no rompió la defensa balcánica con las penetraciones de Carmen Campos y Esther Arrojeria, siempre encontró una solución en la pivote Alba Spugnini.

La joven jugadora del Rocasa, que cumplió 22 años el pasado 30 de junio, no sólo volvió a dejar claro ante las balcánicas que es una magnífica defensora, sino una efectiva atacante como mostraron los dos goles y los dos penaltis forzados que contabilizaba a los trece minutos.

Lástima que las pérdidas de balón, el sempiterno talón de Aquiles de las "Guerreras", deslucieran todo el buen trabajo de las de José Ignacio Prades, que en un visto y visto permitieron a Croacia situarse a tan sólo un tanto (6-5) en el marcador.

Pero ni Esther Arrojeria, que cerró la primera mitad con cuatro dianas, ni mucho menos, la capitana Carmen Campos, que anotó seis tantos, cuatro de ellos de penalti, en el primer tiempo, estaban dispuestas a que el oro se les escapase a las "Guerreras".

Tal y como demostraron con su eléctricas penetraciones y lanzamientos entre líneas permitieron a España volver a despegarse en un tanteador en el que España se situó con una más que interesante ventaja de seis goles (14-8) a menos de siete minutos para llegar al descanso.

Una renta que pareció, por fin, despertar a la selección croata, que de la mano de una efectiva Karatina Pavlic, máxima realizadora del partido con diez dianas, fue poco a poco ajustando el marcador, hasta dejar en tan sólo dos tantos (21-19) la renta de las "Guerreras" en el ecuador de la segunda mitad.

Circunstancia que ponía a prueba la fortaleza mental de un equipo español, que encontró su sustento en los peores momentos en la jovencísima portera Nicole Wiggins, de tan sólo 21 años, que con sus paradas sostuvo a flote al conjunto de Prades.

Una sensacional actuación de la portera del Granollers, destinada a no mucho tardar a tomar el relevo a las gran Silvia Navarro, que acabó por contagiar al resto de sus compañeras.

En especial, a Esther Arrojeria y Carmen Campos, que tras un dubitativo arranque del segundo período, volvieron a recuperar el sobresaliente nivel de la primera mitad para situar con sus goles con una renta de cuatro tantos (23-19) a poco más de diez minutos para la conclusión.

Una diferencia que las "Guerreras" supieron conservar, pese a las exclusiones de Kaba Gassama y Arrojería, hasta el final, como reflejó de definitivo 29-25, que permitió a las "Guerreras" sumar su segundo título consecutivo de campeonas de los Juegos Mediterráneos.

Ficha técnica:

29 - España: Aalla; Valdivia (1), Arrojeria (6), Spugnini (2), Vegué (3), Cuadrado (-) y Campos (9, 6p) -equipo inicial- Wiggins (ps), Laura Hernández (-), Maria Gomes (-), Gassama (1), Loidi (-), Valero (-), Mbengue (-), Gascó (2) y Elba Álvarez (5)

25 - Croacia: Tucakovic; Japundza (2), Pavlovic (10, 4p), Posavec (3, 1p), Petika (3), Jarak (2) y Senvald (-) -equipo inicial- Besen (ps), Simara (-), Malec (2), Barisic (-), Vojnovic (-), Guskic (1), Bebek (2, 1p) y Tupek (-)

Marcador cada cinco minutos: 3-0, 6-4, 9-6, 12-8, 14-11 y 17-13 (Descanso) 19-14, 20-18, 21-19, 23-19, 26-22 y 29-25 (Final)

Árbitros: Marta Sa y Vania Sa (POR). Excluyeron dos minutos a Cuadrado, Gassama y Arrojeria por España; y a Petika (2) y Guskic por Croacia.

Incidencias: Final de los Juegos Mediterráneos de Orán 2022 disputada en el pabellón del Complejo Olímpico de Orán.