Saúl Ñíguez necesita salir del Atlético de Madrid si el club quiere fichar. Además, el centrocampista no dio el nivel ni la temporada pasada ni en la actual pretemporada, por lo que el club está convencido de su venta.

Con el nivel que el jugador está ofreciendo en los amistosos, Saúl se está devaluando, razón por la que muchos clubes estén dejando de estar interesados. Por otra parte, la cláusula del jugador es de 150 millones, muy por debajo de su valor actual.

El Atlético está esperando alguna oferta cercana a los 50 millones, que suponen que provendrá de Inglaterra. Manchester United y Liverpool son los clubes que más han sonado para fichar al jugador de 26 años.

El jugador no lo está “pasando bien”, como reconoció él mismo tras el palo de Cornellá y en varias ocasiones más durante el curso pasado. Tras su mala temporada y tras ser vinculado con el intercambio con Griezmann, Saúl quiere salir, por lo que solo se espera que llegue una buena oferta con él para que todos queden contentos.