Cuando Florentino Pérez ve una oportunidad rara vez la perdona. El presidente del Real Madrid ya ha fichado gratis a Rüdiger y en otras ocasiones se ha beneficiado de contratos a los que les quedaba un año de duración para conseguir fichajes rebajados de precio.

Tras fracasar en el intento de incorporar a Mbappé, el plan blanco era Salah. Acababa contrato en 2023 y, tras la salida de Sadio Mané y el fichaje de Darwin Núñez, valoraba salir de Anfield. Sin embargo, el Liverpool ha parado los pies a Florentino con una jugada maestra. La oportunidad de mercado era más que tentadora.

El nuevo contrato de Salah con el Liverpool

Mo Salah quería dejar el Liverpool pero ha cambiado de opinión EFE

Los reds han anunciado una renovación "de larga duración", que según The Athletic es de tres años. Con esto evita una salida a coste cero el próximo verano o una venta a la baja este año como recurso desesperado para evitar la primera opción.

Este movimiento, sin embargo, no le ha salido barato al Liverpool. Concretamente, le costará 405.000 euros por semana. Para ponerlo en contexto, Sadio Mané cobraba 116.500 en el equipo inglés y ahora va a cobrar 292.000 en el Bayern. Salah se convierte en uno de los deportistas mejor pagados del mundo con un total de 21 'kilos' al año. Solo una jugada así ha podido frenar las intenciones del Real Madrid y convencer para seguir al egipcio, que ya había decidido irse.