El pasado verano el nombre de César Azpilicueta estuvo fuertemente vinculado a la reestructuración defensiva del FC Barcelona por su condición de agente libre, pero el navarro decidió quedarse en Stamford Bridge y renovar su contrato. Cuando habló con Xavi Hernández le dio varios argumentos, uno de ellos muy curioso.

"Londres es mi casa y mis hijos hablan mejor inglés que español", explicó el exfutbolista de Osasuna entre otros, haciendo ver que estaba muy a gusto en la capital inglesa y que por ello prefería preservar esa estabilidad.

"En el Chelsea jugué menos de 30 partidos y ya era agente libre. No me había pasado en la vida. Llegaron los nuevos dueños y me demostraron las ganas de quedarse por mí", comentó en la entrevista para la Cadena SER, al tiempo que expuso que Xavi Hernández se tomó bien su decisión: "Si las cosas son claras, se entienden".

Confianza en el Mundial

Azpilicueta también se mojó sobre la trayectoria de la Selección Española en el Mundial de Catar, comentó que "ahora viene lo bueno y tenemos que demostrar de lo que somos capaces". Y reivindicó el papel que está haciendo la selección: "Sentimos muchísima ilusión. Todo el mundo daba la fase de clasificación por sentada, pero Italia está fuera, Portugal entró en la repesca...", expuso sobre la dificultad de la Copa del Mundo. También reveló como se vivió el breve momento en que el equipo se quedaba fuera: "Cuando nos dicen que ha metido Costa Rica y que estamos eliminados casi me da algo. Era un grupo en el que podía pasar de todo", explicó.