Carles Aleñá es uno de los varios futbolistas que el Barça considera transferible. Y de los que espera rascar un buen dinero por alguien que no cuenta ni para las rotaciones. Durante su etapa en el primer equipo blaugrana no ha tenido la regularidad necesaria para mostrar todo su potencial, lo que le obligó a buscar protagonismo con cesiones al Betis y al Getafe. Acabada esta última experiencia en el club madrileño y con 23 años, un buen cartel en LaLiga, pero también a nivel internacional.

El Barça pedirá ocho kilos por Aleñá

En el Camp Nou necesitan liberar masa salarial y, sobre todo, ingresar en ventas. En este sentido, los Wolverhampton está interesado en hacerse con los servicios del canterano, una información ofrecida hace pocos días en 'RAC1'. El pasado verano ya se realizó la venta de Nelson Semedo por 30 millones de euros más 10 en variables al conjunto de la Premier League. De hecho, hace una semana también se especuló con una oferta de los Wolves para Trincao.

Aleñá, pese a todo, también tiene ofertas interesantes de clubs de LaLiga. El Barça, en cualquier caso, descarta una nueva cesiónporque el jugador acaba contrato el 30 de junio de 2022.