La victoria ante el Mallorca fue mucho más que tres puntos para el Levante. Roger Martí tiene claro que el "equipo está capacitado para conseguir el objetivo". El jugador del conjunto granota asegura que son conscientes del duro camino que tiene por delante para conseguir la permanencia pero el triunfo en el Ciutat de València en el último partido les ha dado mucha moral y fe en que se puede conseguir: "Tenemos un reto complicado y difícil pero creo que el equipo está capacitado para poder conseguirlo. Va a ser largo y complicado pero tenemos fe después de esa victoria que nos da mucha moral. Hay que ir paso a paso". "La victoria ante el Mallorca esperamos que sea un punto de inflexión", añade en declaraciones ofrecidas por el club.

"Me siento con confianza. Después de volver de la lesión llevo ya varios partidos que me estoy encontrando muy bien y estoy con ganas de revertir la situación y ganar. Venimos de ganar y conseguir tres puntos muy importantes para seguir creyendo en lo que estamos haciendo", señala Roger, que confiesa que la responsabilidad de lucir el brazalete de capitán es algo que le gusta: "Es una responsabilidad más, me tocó porque Morales no estaba todavía para salir de inicio. La gente que llevamos en el club tenemos que dar un paso adelante y me siento con esa responsabilidad y es algo que me gusta".

El equipo está trabajando al máximo a las órdenes de Alessio Lisci, aprovechando el pequeño parón que les ha marcado el calendario ante del partido ante el Cádiz, para afrontar lo que resta de temporada al cien por cien para sumar de tres en tres y lograr el objetivo. "Llevabamos mucho tiempo sin ganar, la verdad es que el equipo tenía muchas ganas de conseguir esa victoria que ha costado tanto que llegase y fue un cúmulo de todo. Además fue en casa junto a nuestra afición y esperamos que sea un punto de inflexión", comenta. La celebración del equipo, en la que Roger acabó por el suelo, fue el reflejo de la importancia de esa victoria: "Es el reflejo de todo lo que hemos sufrido, me tiré al suelo porque estaba ya en el límite y muy contento por esa victoria".