Hace dos temporadas y media que Santi Mina y Maxi Gómez se cambiaron las camisetas en un trueque en el que el Valencia permitió el regreso del delantero gallego a Vigo y apostó una importante suma de dinero para incorporar al delantero charrúa. Se marchaba un revulsivo y llegaba uno de los atacantes de moda de LaLiga. Sobre el papel ganaban los blanquinegros, pero solo sobre el papel. Hoy el punta vigués está aportando a su equipo la pegada que le falta al Valencia.

Mina volvió a Balaídos muy cuestionado por la hinchada por la manera que tuvo de salir en su día y porque era moneda de cambio en la venta uno de los ídolos de la plantilla, pero llegó dejando claras sus intenciones: demostrar que el Celta había ganado con el cambio. A nivel numérico parece que así es, especialmente poniendo el foco en esta temporada y el año 2021, donde la brecha de goles se ha acentuado.

El ‘22’ celtiña lleva sumados 17 goles en el último año natural mientras que Maxi solamente suma cuatro. Esta tendencia se está viendo muy clara el presente curso: los cinco goles ligueros (más uno de Copa) contrastan con el único tanto del uruguayo, en casa de Osasuna.

Los goleadores del Valencia CF y Santi Mina Mario Monsalve

Los contrastes van más allá de lo numérico, mientras que Mina se ha convertido en un auténtico referente dentro del ataque del chacho Coudet (solamente se ha perdido un partido y por lesión), siendo un factor diferencial junto a Iago Aspas, Maxi no termina de desequilibrar a pesar del apoyo de Bordalás, que no le sacó del once hasta su lesión a pesar de que no estaba en un buen momento.

Solo Hugo Duro le hace sombra

El delantero del Celta lleva más goles que todos los delanteros del Valencia CF, y Hugo Duro es el único que le pisa los talones. El delantero madrileño suma cuatro y con su doblete al Atlético de Madrid se colgó el cartel de ‘9’ más en forma del plantel. Marcos André, por su parte, solamente lleva uno en liga y uno en Copa. El brasileño busca su sitio y justificar la cantidad que el club pagó por sacarle del Real Valladolid.

A nivel creativo y de participación en el juego, el punta gallego también está un punto por encima de los atacantes blanquinegros: suma tres asistencias, las mismas que los tres arietes del Valencia CF juntos. A sus 25 años, Mina vive un momento dulce, ha encontrado bajo las órdenes de Coudet y otra vez en casa el contexto ideal para desarrollar un potencial que no acabó de explotar en Mestalla, dónde tuvo un papel más cercano a tercer espada. Sus sucesores tampoco están siendo capaces de romper.

Te puede interesar:

A nivel anotador en el Valencia solamente le iguala Carlos Soler (que cuenta con la ventaja de tirar los penaltis) y Gonçalo Guedes queda con dos menos, aunque el cometido principal del portugués no es la realización, sino que vive mucho más alejado del área de lo que lo está haciendo Santi Mina. A día de hoy el Celta cuenta con una doble punta (Aspas lleva seis) capaz de marcar las diferencias dentro del equipo, mientras que en el conjunto valencianista es la segunda línea la que está sacando adelante la papeleta goleadora. 

Una imagen de Santi Mina con el Celta de Vigo.

Una imagen de Santi Mina con el Celta de Vigo. Reuters