30 de abril de 2020
30.04.2020
Superdeporte
VUELVE LA POLÉMICA

La UEFA da la razón al Valencia y no a Rubiales

Real Sociedad y Athletic jugarán la final sin público si no quieren perder el billete europeo vía Copa

30.04.2020 | 23:32
La UEFA da la razón al Valencia y no a Rubiales

El plan que semanas atrás presentó Luis Manuel Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), para el caso de que esta temporada 2019/20 no pudiera terminarse desentonaba por completo en el principal contexto europeo. Ninguna federación de peso en Europa se había planteado premiar a un finalista de un torneo de Copa con una plaza en la próxima Europa League. Una realidad que ha empujado a la UEFA, según publica el periodista José Félix Díaz en el diario 'Marca', a forzar a los dos finalistas en España a jugar la final aunque tenga que ser sin público en las gradas, una vez que la evolución de la pandemia del coronavirus permita al Gobierno dar su 'ok'.

El máximo organismo del fútbol en Europa obligaría a Athletic y Real Sociedad a disputar la final de La Cartuja, que se pospuso con motivo del Covid-19, para poder decidir la tercera y última plaza de Liga Europa para España. A pesar de que esta final suele ser la fiesta de las aficiones cada fin de temporada, y así lo entiende UEFA, la difícil situación actual hace que las circunstancias cambien. Si los dos clubes se negasen a enfrentarse a puerta cerrada cuando el Ministerio de Sanidad lo permitiese con los protoclos establecidos, ese último boleto para Europa League pasaría a ser para el séptimo de la Liga, ahora mismo el Valencia CF.

A mediados de este mes de abril, el club de Mestalla, a través de su director de estrategias de comunicación, Román Bellver, calificó la solución de la que informó la RFEF para la elección de plazas europeas, en el supuesto de no poder reemprender el fútbol, de "injusta" y "precipitada". El Valencia está por la labor de ganarse un sitio en Europa en el terreno de juego, siempre y cuando las autoridades sanitarias consideren que en una 'nueva normalidad' pueden desarrollarse actividades deportivas como el fútbol.

El principal perjudicado en este cambio de rumbo que marca UEFA sería el Athletic, décimo de la clasificación liguera. Si la Liga concluyera con lo visto hasta la fecha, 27 jornadas disputadas, la Real Sociedad accedería a la Champions League 2020/21 al ser el cuarto tras Barcelona, Real Madrid y Sevilla. Getafe y Atlético, quinto y sexto, irían a la Liga Europa. De todas maneras, en España los organismos futbolísticos, Liga y RFEF, trabajan para que el fútbol pueda retomarse dentro del plan de desescalada fijado contra el virus. La próxima semana los equipos comenzarán a entrenarse con el deseo de que la competición pueda reiniciarse a mediados o finales de junio.

Como detallaba SUPER el pasado 26 de abril, el hecho de que un finalista pudiese optar a una plaza en la Liga Europa 20/21 era una anomalía inexistente en las mejores competiciones del mapa europeo: Alemania, Italia, Inglaterra y ni siquiera en Francia, donde hasta hace pocos años los subcampeones de las copas podían acceder a la segunda competición UEFA si el campeón de la Copa de Francia o la Copa de la Liga había obtenido su billete para Europa vía liga.

Esta nueva perspectiva de la UEFA contradice el plan Rubiales y da prioridad a la Liga en caso de no poder celebrarse la mencionada final entre Real Sociedad y Athletic. Ahora, según la misma información, la Federación estudiará dos posibles escenarios con los dos clubes afectados. Por un lado, entender y acordar las tres partes de buen grado que ese último partido de la Copa deberá jugarse en los plazos en los que desea moverse UEFA, lo que garantizaría un lugar en la Liga Europa al campeón. O, por el contrario, jugarla con público o más allá de principios de agosto -para entonces el objetivo de UEFA es reemprender Champions y Liga Europa 19/20 con los torneos nacionales acabados- perdiendo el vencedor el derecho a ir a la mencionada Europa League.

La Federación de Rubiales respetaría la decisión tomada tanto por la Real como por el Athletic, si bien intentará hacer prosperar la postura UEFA con que solo uno de los dos finalistas esté de acuerdo con jugar a puerta cerrada antes de agosto. Si no hay final, el Valencia CF ganará enteros en su objetivo de estar el próximo año en Europa, al menos, en la segunda competición del Viejo Continente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook