Lesionados que ultiman su fase de recuperación, tocados, jugadores entre algodones y... el virus FIFA. Todos esos contratiempos que dependen del tiempo son los que traen por la calle de la amargura a Unai Emery con vistas a preparar el partido de este próximo fin de semana ante el Alavés... Eso sí, si se juega.

Sobre el papel, el Submarino está citado a las 18.30 horas en el Estadio de la Cerámica para medirse al Deportivo Alavés. Un duelo que sigue pendiente de resolución del Consejo Superior de Deportes (CSD), tras la petición de LaLiga de anularlo por la problemática de la ventana FIFA en relación a los jugadores sudamericanos y que el Comité de Competición rechazó.

Un dictamen que también afecta al Sevilla-Barcelona, dos encuentros que, sí o sí, deben disputarse en sábado, en caso de no ser aplazados, ya que tanto amarillos como azulgranas e hispalenses juegan Champions el martes 14.

A expensas de saber si se juega o no, Emery tiene muchísimas incógnitas por resolver que se irán solucionando conforme pase la semana. De hecho, hasta siete posiciones podrían cambiar de propietario con vistas a medirse al conjunto vitoriano en función de la evolución de los problemas físicos y/o lesiones que arrastran varios jugados y, a su vez, de cuándo llegan y en qué condiciones los internacionales suramericanos.

Lesionados y ‘tocados’

Uno de los principales problemas a resolver es saber cuántos de los jugadores que ahora mismo están lesionados o ultimando su fase de recuperación -lo que se conoce como tocados- estarán a disposición de Emery para entrar en la lista.

El que cuenta con más opciones de poder ser alineado es Moi Gómez, que no pudo jugar en el Wanda Metropolitano por unas molestias cuando venía de ser titular ante el Espanyol. El alicantino ultima su recuperación e incluso ya ha realizado varias sesiones con el grupo.

Por su parte, otros dos jugadores que llevan tiempo lesionados y que todavía no han debutado en competición oficial, Dani Parejo y Samu Chukwueze, tienen más complicado ser considerados para el once, aunque su regreso a la lista está cada vez más cerca e incluso podría ser esta semana. El madrileño se recupera de su problema en el gemelo, mientras que el nigeriano sigue un plan específico que mezcla entrenamientos con el grupo y en solitario.

Los internacionales

El otro entre algodones es Gerard Moreno, que sufrió unas molestias en los isquiotibiales de la pierna derecha en el Suecia-España de la pasada semana. Ayer, el barcelonés trabajó al margen del grupo, aunque se espera que a finales de semana esté en condiciones de, como mínimo, entrar en la lista.

Por último, falta saber cuándo llegan los suramericanos -se espera a última hora del viernes- y en qué condiciones Gerónimo Rulli y Juan Foyth (Argentina) y Pervis Estupiñán (Ecuador).