Está claro que Erling Haaland es uno de los jugadores del momento y que media Europa desea hacerse con sus servicios. Otra cosa clara es que ficharlo no va a ser fácil, ya que tiene una cláusula por la que podrá salir el próximo verano por 75 millones de euros. Pero lo difícil no es pagar este precio, sino el sueldo.

Y es que Mino Raiola, representante del jugador, piensa pedir una alta cantidad para el sueldo de su representado. Más concretamente, 36 millones de euros por temporada, un sueldo que pocos futbolistas tienen. Y aunque esta cantidad sea bastante elevada, seguro que más de un club está de acuerdo en pagarle dicho precio.

Y luego están las primas, tanto para Raiola como para Haaland, lo que ya elevaría mucho más la operación y que podría tirar para atrás a clubes como Real Madrid, que está centrado en Mbappé, y el Barça, que buscan una estrella, pero que tampoco tienen mucho para gastar.