Tras finalizar su relación contractual con el Real Madrid, Isco sigue en busca de un equipo con el que disputar la próxima campaña. En los últimos días, había sonado fuerte la Roma como posible destino, pero, como informa el periódico As, el malagueño ha dado calabazas a conjunto italiano y quiere esperar a nuevas opciones, por lo que no estará a las órdenes de Mourinho.

La marcha de Mkhitaryana al Inter de Milan obliga a los italianos a mover ficha en el mercado e incorporar nuevas caras para afrontar la próxima temporada, aunque una de ellas no será el español. El club romano había entrado con una buena propuesta económica, que no ha sido suficiente para convencer al internacional por España.

El jugador sondea más opciones y parece que su prioridad está en quedar en la Liga Santander, en la que había interés de equipos como Betis o Sevilla. La finalización del contrato que le ligaba al Real Madrid es sin duda una gran ventaja, ya que con el equipo que firme lo hará a coste cero.