Pasados cuatro fines de semana con más pena que gloria, Fernando Alonso reflexiona sobre su futuro. El bicampeón del mundo ha dejado claro que quiere seguir dos o tres años más en la Fórmula 1, pero también ha deslizado que puede ser en Alpine y puede ser en una escudería diferente.

Lo cierto es que el asturiano empieza a perder la paciencia por el pobre rendimiento de su monoplaza. En Baréin no habría entrado en los puntos sin los abandonos de los Red Bull en las últimas vueltas, en Arabia Saudí su coche se paró, en Australia quedó último lastrado por una avería en la Q3 y muchos problemas para adelantar y en Emilia-Romaña un mínimo toque con Mick Schumacher desintegró su bólido y le obligó a abandonar.

Se siente mejor que los demás

Si algo ha caracterizado a Fernando Alonso durante su carrera deportiva es que siempre dice lo que piensa, aunque sea impopular. Y el ovetense considera que él es el mejor piloto de la parrilla: "Me siento mejor que los demás. Cuando alguien venga y yo vea que me venza por habilidad pura y vea que ya no soy bueno en salidas, que ya no soy bueno en preparar el coche o que el coche al otro lado del garaje sea un segundo más rápido que yo y no pueda igualar esos tiempos, quizá levante la mano y diga que es tiempo de pensar en otra cosa". Esas fueron algunas de las palabras que pronunció tras abandonar en Imola y que no dejaron indiferente a nadie. Tampoco ha dejado pasar la oportunidad de lanzar un dardo a Hamilton. El asturiano se divierte en el Gran Circo.

Alpine está intentando convencerle a toda costa

La relación entre piloto y escudería fue idílica el año pasado, pero eso está cambiando en 2022. La pelea con Ocon en Jeddah molestó mucho al asturiano. Posteriormente, hubo una tensa conversación por radio entre Alonso y los ingenieros de Alpine que arruinó la carrera del piloto. Y el tiempo demostró que era el español el que tenía la razón.

La escudería ha recapacitado y ha decidido dar un trato preferencial a Fernando Alonso, bicampeón mundial al volante de un Renault en 2005 y 2006 y mucho más rápido que Ocon en 2021. Los franceses incluso están dispuestos a asumir el daño colateral de la renovación del asturiano: cerrar la puerta a Oscar Piastri, el gran talento de su cantera y actual piloto reserva.

Una compañera en el amor y en los circuitos

Fernando Alonso ha iniciado en las últimas semanas una relación sentimental. Tras romper con Linda Morselli, su nueva novia es Andrea Schlager, periodista austriaca que cubre la actualidad de MotoGP y la Fórmula 1. De este modo, su presencia en los circuitos es otro aliciente para seguir. Sin embargo, también hay teorías que apuntan a que su nacionalidad puede tener que ver con un hipotético fichaje por Red Bull.

En cualquier caso, lo que queda más que demostrado es que Fernando Alonso tiene muchas ganas de seguir en los circuitos. El piloto español disfruta de la Fórmula 1, se siente el mejor y tiene un nuevo aliciente en su vida personal. Solo queda saber si es con Alpine... o con otra escudería.