El 'Caso Wass' dará mucho de qué hablar en Mestalla. El futbolista aguarda con su selección, está concentrado con Dinamarca en la EURO, a que se decida su futuro y los candidatos para ficharle van cada día a más. Lo que comenzó con el deseo del jugador de volver a jugar en su país, terminó con varios equipos en la pugna por el polivalente futbolista, con contrato en vigor hasta 2022. Ya no solo de la liga danesa, al principal candidato, que era el Copenhague, se unió el Bröndby... y posteriormente el Sporting CP de Portugal y ahora el Olympique de Marsella, club presidido por Pablo Longoria.

Publicaba el diario luso Record que el acuerdo estaba prácticamente cerrado entre clubes; el Valencia CF había tasado a Wass en dos millones de euros y el precio de mercado era el óptimo para los portugueses. Pero faltaba el OK del jugador, que según avanza la Cadena SER no ha llegado. Wass, ante la oferta del Olympique de Marsella de Pablo Longoria, vería con mejores ojos jugar en la Ligue 1, donde con Sampaoli en el banquillo le ofrecen un proyecto que disputará la Europa League.

El jugador, de 32 años, termina contrato al final del próximo curso y de momento no se ha firmado ninguna renovación. Por ello, desde el club deben decidir este mismo verano: ¿vender o mantener al jugador con la opción de convencerle durante el curso, pero con la opción de que se marche gratis al finalizar su contrato?

La decisión depende de la entidad, que de momento esperará a que termine la Eurocopa para decidir sobre el futuro de Wass. Hace unas semanas, Wass ya manifestó en una entrevista concedida en su país que igual era el momento de cambiar de rumbo su carrera deportiva.