Los Denver Nuggets se impusieron en la prórroga a los Oklahoma City Thunder por 131-126 en uno de los mejores partidos de la jornada previa al día de Acción de Gracias. Y el responsable de la victoria de los de la 'Rocosas' no fue otro que Nikola Jokic. El dos veces MVP de la liga se fue hasta los 39 puntos, 10 rebotes y 9 asistencias siendo el mejor jugador del encuentro.

A pesar de contar con las bajas de Michael Porter Jr. y Jamal Murray, este último reacondicionándose después devolver a jugar tras una lesión de larga duración, Aaron Gordon rindió a un gran nivel. El ex de los Magic anotó 31 puntos y atrapó ocho rebotes, además de anotar cuatro de los cinco triples que intentó.

Sin embargo, la sorpresa en Denver la dio Bruce Brown, que consiguió un triple-doble de 17 puntos, 13 rechaces de canastas y 10 asistencias en 45 minutos en cancha, destapándose como un jugador que puede ser muy importante en los Nuggets si mantiene un nivel parecido.

Kentavious Caldwell-Pope con 15 puntos y Vlatko Cancar con 19 fueron claves para cerrar la victoria en Oklahoma City Thunder, ante un equipo local que remontó a los de Mike Malone, peleando hasta el final y pudiendo acabar llevándose el partido.

Los Thunder se quedaron cortos

Por su parte, los 'truenos' no pudieron celebrar otro triunfo en casa, a pesar del buen partido que hicieron. Los de Mark Daigneault se fueron al descanso perdiendo de dieciséis, pero a la vuelta de vestuarios les metieron un parcial a favor de 15-34 en el tercer cuarto a los visitantes.

Shai Gilgeous Alexander en el partido frente a Dallas Mavericks. OKC Thunder

De hecho, buena culpa de dicha racha la tuvo Isaiah Joe, que anotó 7 triples de 10 que intentó para acabar con 21 puntos. Sin embargo, el mejor de los Thunder volvió a ser Shai Gilgeous-Alexander, que se fue hasta los 31 tantos, 11 asistencias, 7 rebotes y dos robos, haciendo otro esfuerzo estéril que no pudo aprovechar su franquicia.

Luguentz Dort, con 18 unidades, Giddey con 12, Pokusevski con 13 puntos y Jalen Williams con 16 desde el banquillo, escudaron al '2' durante todo el encuentro. No obstante, los de Oklahoma se quedaron cortos y perdieron en la prórroga por cinco puntos de diferencia.

A pesar de todo, los locales están mostrando un gran juego esta temporada, aún lejos de los peores equipos de la NBA, donde se predecía a principios de temporada que acabarían. Y todo ello sin el número 2 del draft, Chet Holgrem, lesionado para toda la temporada.

Con la victoria, los Denver Nuggets se recuperan de la derrota en casa del día anterior de dos puntos frente a los Detroit Pistons, consiguiendo un récord de 11-7 y posicionándose en la segunda posición de la Conferencia Oeste, con una derrota más que los Phoenix Suns, el líder.

En cambio, los Thunder encadenan su tercera derrota consecutiva y caen al decimosegundo puesto de la misma conferencia con un balance de 7-11, a dos triunfos y tres derrotas del 'play-in'.